Un cortometraje inspirado en el Barrio de Tampiquito.

El cortometraje animado “Flores de Octubre”, hecho por Enrique Aguilar Foyo, estudiante del 4º semestre de la carrera de Animación, en CEDIM, ha quedado seleccionado en el 9no Outdoor Animation Film Festival. Este trabajo es parte de un proyecto más extenso que consistió en 5 cortos, hechos para el Barrio de Tampiquito, ubicado en San Pedro Garza García, N.L.

Desde hace unos años los habitantes del lugar se han propuesto preservar las tradiciones y valores del barrio a través de actividades culturales, sociales y económicas, dándoles difusión por varios medios. “Flores de octubre” es uno de esos medios que intenta conservar y hacer sentir la experiencia de ser una comunidad.
La historia se asemeja a la leyenda inglesa sobre la formación astronómica llamada Osa Mayor, en donde la cooperación y el bienestar común va más allá de las individualidades e incluso las especies. La animación está llena de referencias locales, especialmente en los escenarios, que traslada al espectador al corazón del barrio de Tampiquito.

626 – Flores de Octubre from PREMIO QUORUM 2012 on Vimeo.

El cortometraje se exhibirá junto con otros cortos de todo el mundo, en el Days Park, en Buffalo, Nueva York, el día 28 de Julio de 2012. Con la intención de destacar talentos emergentes, el festival expone a estos nuevos artistas en una locación donde florece la actividad artística de los medios y es cede del International Center for Excellence in Animation, en Daemen College.

Esta nota fue publicada por Sara Sánchez el 02 / JUL / 2012 en la página de CEDIM.

Tampiquito, barrio que supo cómo domar leones

Acordándonos de cómo empezó todo.
Hace tres años. 2007. Mil proyectos raros que se podían llevar a cabo en Tampiquito. Inquietudes interesantes que sin embargo no aterrizaban. Una de estas ideas de carne asada fue la de colocar un escritorio con una grapadora en unos pequeños lotes baldíos alrededor de una glorieta famosa en San Pedro Garza García, conocida como “La glorieta del Manotas”.

A diferencia de la grapadora, el proyecto que se aterrizó bajo el nombre de colectivo El Narval, fue “El del León”. En el municipio de Santiago, semiurbano y colindante con Monterrey, hay una zona en la que artesanos locales trabajan figuras de yeso para adornar jardines y casas, y las ofrecen en venta a los paseantes. Las pequeñas estatuas lo mismo pueden ser réplicas de John Lennon que de animales salvajes.

Diego Enrique Osorno, Milenio, 6 de Diciembre 2010

Click en ver video.